HISTORIA Y ÉTICA 


esenfrdeitptru

  • El Actuario y su historia

    Por Teodoro Díaz Arias

    Descarga PDF

  • Código de ética y conducta del Actuario

    Por Colegio Nacional de Actuarios A.C.

    Descarga PDF


  • Campo laboral del Actuario en México

    En México, quizá más que en ninguna otra nación del mundo, el carácter polifacético de la actuaría se ha manifestado con una mayor fuerza: el actuario mexicano ha encontrado áreas de aplicación para su conocimiento profesional que sólo años más tarde han sido reconocidas como tales en otras naciones. Este peculiar fenómeno obedece al hecho de que, en tiempos de la fundación de la carrera de Actuaría en nuestro país era notable la ausencia de profesionales en áreas como la estadística, la demografía, la computación y la investigación de operaciones, campos del conocimiento en los que el actuario podía, gracias a su formación, profundizar mediante el complemento de estudios especializados.

    Aún en nuestros días, los actuarios han probado su capacidad para incursionar en estas y otras áreas, siempre que para ello realicen los estudios de posgrado y especialización que resulten pertinentes. Debido a lo anterior, se recomienda que las siguientes áreas sean abordadas:

    • Seguros (vida; accidentes, enfermedades y salud; daños) ƒ
    • Seguridad Social ƒ
    • Pensiones ƒ
    • Finanzas ƒ
    • Estadística ƒ
    • Demografía ƒ
    • Fianzas ƒ
    • Administración de Riesgos

     

    Los actuarios, gracias a su preparación matemática y a su capacidad para aplicarla en la resolución de problemas concretos, están particularmente dotados para incidir en diversos sistemas que conforman la sociedad mexicana. Las necesidades que poseen las diversas entidades que conforman la economía mexicana en lo que toca a la práctica del procesamiento de información específica -como la que requieren las compañías de seguros, las instituciones bancarias y de servicios financieros, principalmente-, han sido cubiertas por actuarios.

    En México, los profesionistas de Actuaría suelen desempeñarse en diversas instituciones del sector público central como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Banco de México; en organismos pertenecientes a la administración pública descentralizada como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía; el Consejo Nacional de Población; la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas; el Instituto Federal Electoral; Petróleos Mexicanos y Nacional Financiera, entre otros.

    En el sector privado los actuarios se desempeñan en compañías aseguradoras y reaseguradoras; en despachos de consultoría actuarial, estadística y finanzas; en instituciones de intermediación financiera como casas de bolsa, empresas de factoraje y finanzas, y en empresas de servicios de cómputo e informática.

    En la actualidad los cambios en la seguridad social han generado una preocupación por las pensiones; así los actuarios tendrán un campo muy grande en esta área. Al mismo tiempo, en el campo de los seguros los actuarios necesitan certificarse.

    En nuestro país los actuarios suelen desempeñarse en distintas áreas como demografía, finanzas, seguros, pensiones, estadística e investigación de operaciones. Este carácter polifacético, característico de la Actuaría en México, permite la incursión de los egresados en diversas instituciones tanto del sector público como privado, lo cual redunda en una alta demanda de estos profesionales. A lo largo de los últimos 60 años, el quehacer del actuario ha evolucionado de manera que hoy es posible identificar por lo menos seis grandes áreas de actividad en las que el profesional de la Actuaría se desarrolla de manera satisfactoria.

    Aunque existe muy poca información estadística acerca de la labor actuarial. Enseguida se presentan datos provenientes del Censo General de Población y Vivienda y del Colegio Nacional de Actuarios.

    En la actualidad puede preverse que el campo de trabajo actuarial seguirá aumentando en los próximos años en el caso de los seguros, las reformas a la seguridad social ofrecen un atractivo mercado para el desempeño de los actuarios interesados en el financiamiento y diseño de rentas vitalicias, en la investigación acerca de los modelos demográficos asociados a la seguridad social, y en los planes de beneficios.

    Con la implantación de los nuevos esquemas regulatorios basados en la gestión integral de riesgos, Basilea III y Solvencia II, los actuarios tendrán un campo amplio para desarrollarse en seguros e instituciones financieras.En lo que toca a la estadística, las recientes exigencias por parte de diversos sectores por contar con información confiable y precisa, obligan a crear un campo de investigación y desarrollo más amplio en el cual los actuarios pueden incidir de manera eficaz. Situaciones similares ocurren en otras áreas de la actuaría, por lo que se permite pronosticar una mayor participación de los actuarios en la vida productiva del país.

    *Información obtenida en SYLLABUS UNIVERSAL DE ACTUARIA 2010

  • Inicios de la carrera en México

    La carrera de Actuaría tuvo sus orígenes en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hace 66 años como respuesta a las necesidades que el desarrollo del país dictaba para el ámbito de los seguros.

    En 1969 se funda la carrera de Actuaría en la Universidad Anáhuac con estudios incorporados a la UNAM. En 1975 se adopta la carrera en la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán de la Universidad Nacional y ocho años más tarde, el Instituto Tecnológico Autónomo de México y la Universidad Anáhuac del Sur abren sus puertas a la carrera. Cabe señalar que la Universidad de la Américas Puebla fue la primera en implementar un programa de Actuaría fuera de la zona metropolitana.

    Actualmente, la licenciatura en Actuaría es también impartida en la Universidad Autónoma de Guadalajara, la Universidad Autónoma del Estado de México, la Universidad Autónoma de Yucatán, la Universidad Marista, la Universidad Tecnológica Americana, la Universidad La Salle, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; y recientemente, en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. El listado completo se encuentra en el siguiente enlace:

    https://www.actuariayfinanzas.net/index.php/home/aspirantes

    A través del tiempo cada escuela ha modificado sus planes de estudio, dándoles un enfoque muy particular, en la mayoría de los casos asociado con las características particulares de la Universidad donde se imparte, pero preservando una serie de lineamientos básicos.

    Aunque el nacimiento de la Actuaría en México está ligado con los sistemas financieros de protección, como es el caso de los seguros, la evolución de la profesión en nuestro país ha permitido que los actuarios incursionen en distintas áreas poco tradicionales en otras partes del mundo. Así, la Actuaría mexicana es una carrera con carácter polifacético, cuyos campos de actividad son amplios y variados.

    Ejemplos de las diversas áreas de trabajo donde se desempeñan los actuarios mexicanos son: finanzas, administración de riesgos, seguridad social, estadística, demografía, pensiones, seguros y fianzas, entre otras. Incluso, durante muchos años, los actuarios cubrieron áreas de informática en compañías que requerían especialistas en computación.

    En los últimos años, como resultado de los tratados comerciales, la profesión actuarial se ha visto inmersa en una serie de cambios. En Junio de 1994 se solicitó la incorporación de la Actuaría en el capítulo XVI del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), solicitud que fue presentada por las organizaciones actuariales que representaron a los actuarios de cada uno de los tres países en el Working Agreement Task Force (WATF) en 1993: el Canadian Institute of Actuaries (CIA) por parte de Canadá, la American Academy of Actuaries (AAA) por parte de los Estados Unidos y el Colegio Nacional de Actuarios (CONAC) por parte de México.

    A partir de entonces la profesión ha entrado en un proceso de globalización, estableciéndose una estrecha colaboración entre las organizaciones actuariales de los tres países que conforman el TLCAN, con la finalidad de lograr criterios uniformes y sinergias que permitan a los actuarios de estas naciones desarrollarse en cualquiera de las mismas.

    A la fecha el CONAC participa en el grupo de trabajo, integrado por los presidentes y presidentes electos de las asociaciones actuariales de los tres países, denominado NAAC (North American Actuarial Council), el cual se reúne dos veces al año.

    Por otra parte, en 1998 se creó la nueva estructura de la Asociación Internacional de Actuarios (AIA), que agrupa a las asociaciones de actuarios de distintos países.

    Uno de los acuerdos de la AIA se refiere al cumplimiento de un programa educativo común *(syllabus)* para la formación de actuarios en todos los países cuyas organizaciones sean miembros. Se fijó como fecha límite para que se cumpliera el syllabus al 100%, el año 2005. Posteriormente, se revisó este programa educativo dando origen al Syllabus 2007, el cual se esperaba que cumplieran las universidades para el año 2010. El CONAC, como miembro de la AIA, debe observar este requerimiento que le permite a sus miembros ser reconocidos como “Fully Qualified Actuaries” a nivel mundial.

    La Comisión Técnica Consultiva de Actuaría, formada por representantes de las distintas universidades que imparten la carrera de actuaría, el CONAC, la AMA, la AMAC, la SEP, El Colegio de México, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), y el Banco de México, entre otros, ha venido realizando trabajos que incluyen la adecuación de los planes y programas de estudio a los estándares mencionados anteriormente.

    Adicionalmente, en el año 2002, las reformas a la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros, demandó la creación de una certificación actuarial, a ser otorgada por el Colegio de la Profesión, necesaria para que un actuario realice trabajo especializado en el campo de seguros. Como consecuencia de lo anterior, el CONAC, junto con la Asociación Mexicana de Actuarios (AMA) y la Asociación Mexicana de Actuarios Consultores (AMAC), estableció un proceso de certificación para los profesionales de la Actuaría que se desarrollan en áreas de seguros, fianzas y planes de beneficios.

    Para acceder a esta certificación es necesario ser miembro del CONAC y para ello, conforme a sus estatutos, es indispensable ser egresado de una Universidad reconocida por el CONAC o, en su defecto, acreditar los conocimientos correspondientes.

    Conscientes de que contar con una certificación profesional protege y fomenta el campo de trabajo del actuario, en un futuro cercano, el CONAC estará también otorgando una certificación en Administración de Riesgos Empresariales y probablemente, en función de la evolución de las nuevas secciones profesionales, creadas en el año 2009, en el largo plazo se otorgarán otras certificaciones.

    *Programa educativo de la Asociación Internacional de Actuarios.

    Cabe mencionar que el CONAC, contando siempre con la participación de los representantes de las universidades que imparten la carrera, ha realizado varios esfuerzos buscando apoyar a esas instituciones en alinear sus programas al syllabus de la AIA. Entre estos esfuerzos, está la integración del Grupo de Seguimiento del Syllabus, cuya función es proporcionar una interpretación del contenido y establecer lineamientos y parámetros para la evaluación de su cumplimiento.

    El Consejo Directivo del CONAC considera que para el fortalecimiento del gremio actuarial se requiere formar a los futuros actuarios bajo los mejores estándares educativos, por lo que se considera indispensable que el plan de estudios para la implantación de una carrera de Actuaría, cumpla con los requerimientos educativos mínimos establecidos por la Asociación Internacional de Actuarios, analizados y complementados con la experiencia del gremio actuarial mexicano.

    Lo anterior garantizará que los egresados puedan, después de cumplir el tiempo de práctica profesional necesario, presentar los exámenes de certificación del CONAC.

    *Información obtenida en SYLLABUS UNIVERSAL DE ACTUARIA 2010



Encuesta de Satisfacción del Usuario 

Da click aquí



 
 

AcyMailing Module